domingo, 11 de mayo de 2008

“VIOLENCIA Y ACOSO ESCOLAR: conceptos e incidencias”.

Prof. José Sanmartín Esplugues (catedrático de Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Valencia y Director del Centro Reina Sofía para el estudio de Violencia).

El problema de la violencia en las aulas escolares, un asunto del que ya venimos oyendo hablar desde hace algún tiempo, es un tema cuando menos preocupante, sobre todo si tenemos en cuenta el siguiente dato: en España, la mayor tasa se asesinatos de mujeres se dio en la banda de edad de los 15 a los 24 años. Pues bien, entre los escolares de 12 a 16 años, el 15% sufre violencia escolar, mientras que el 3% sufre acoso por parte de un compañero. Tal es el dato que José Sanmartín, director del Centro Reina Sofía, menciona con preocupación manifiesta que la violencia escolar tiene relación con la violencia de género.

Para entender lo que sucede en nuestras escuelas, lo primero que hay que hacer es definir los términos. Entonces diremos que, la definición general de violencia es, todo acto u omisión intencionada con el fin de causar alguna clase de daño a personas (violencia), animales (crueldad) u objetos (vandalismo).

Seguidamente, Sanmartín hace diferenciación entre:

1. Violencia escolar: entendida como la que se da en el ámbito de la escuela, en su forma más grave, llamada el acoso o bullying (tortura psicológica con grandes secuelas).

Algunas de las conclusiones a las que han llegado en el Centro Reina Sofía a través de varios estudios, resultan ciertamente dignas de atención. De cada cien alumnos entre 12 y 16 años, setenta y cinco han sido testigos de algún acto de violencia escolar (Sanmartín cree que algunos han mentido ya que todos hemos visto o sido victimas de verbalismos…). Seis de cada diez han sufrido varios tipos de violencia simultáneamente. Lo curioso es que los agresores no se suelen auto percibir como tales; más bien piensan que se defienden de agresiones o provocaciones de sus víctimas. En el caso de la violencia escolar en general, tanto las víctimas como los agresores suelen ser chicos, algo que curiosamente no ocurre con el acoso, figura en que la mayor parte de las víctimas son chicas (de ahí la idea de que la violencia escolar está relacionada con la violencia de género).

La proporción de víctimas que guarda la llamada “ley del silencio” es baja en ambos casos, 9 de cada 10 victimas de acoso escolar lo cuentan a profesores y padres, a pesar de lo que se cree (muchos profesores dicen que no se enteran de nada de lo que pasa en el colegio).

2. Acoso escolar (bullying): El término “acoso” no tiene poca importancia, implica un factor repetitivo que desemboca en auténtico hostigamiento, provocando la exclusión social de la víctima. El tipo de maltrato que recibe la víctima es mayoritariamente emocional, provocando graves secuelas psicológicas en la victima (tristeza, soledad, alteraciones del sueño, bajo rendimiento escolar…).

Otro tema importante es que, existen algunos factores de riesgo, sociocultural tales como la presentación, por parte de los medios de comunicación, de modelos carentes de valores, la baja calidad de la programación, contenidos violentos, etc. Es decir, los jóvenes han descubierto a través de los Mass Media, más concretamente la televisión, (hay que tener en cuenta que los niños acuden unas 900 horas anuales a la escuela y ven 930 horas la televisión) un nuevo modelo de vida fácil a imitar, en el que no hace falta el esfuerzo para conseguir dinero. (Por ejemplo: la aparición de un famoso durante 5 minutos en un programa de televisión, puede costar 36000 €, lo mismo que el suelo de un profesor de universidad).

Si nos paramos a analizar los contenidos televisivos, veremos la exageración de los datos, y es nos tenemos que preguntar: ¿La violencia crece realmente o es que es nuestra sensibilidad ante ciertas cosas la que esta creciendo? Al visionar varios programas de televisión (Documentos TV, El enfoque, 7 días, 7 noches) en los que trataban el tema de la violencia escolar, uno de las principales observaciones ha sido que no hay ningún pedagogo en los debates o videos preparados. Entonces, ¿como pueden tratar un tema sin tener la opinión de un experto?

Otro gran punto de reflexión, es que los medios de comunicación han dado a conocer la violencia escolar en ese contexto y en otros, como puede ser la familiar (por la rápida fluidez de la información), cosa impensable hace unos años. Además, los jóvenes son los máximos conocedores de las nuevas tecnologías (como los llama Carles Freixa, antropólogo, la Generación @), y así lo podemos observar con todos los videos que ellos mismos han “colgado” en la Web de U Tube, para que todo el mundo las puede ver. Y es que las nuevas tecnologías son un gran avance para la sociedad, pero sin ellas, los pedófilos no se hubieran conocido, ni intercambiado información, muchos niños no hubieran visionado videos de violencia escolar o de carácter sexual… Entonces debemos plantearnos si la comunicación virtual y los Mass media no requerirían de un poco de control de sus contenidos y emisiones.